• ¡Escríbenos! info@copilli.edu.mx

DEJANDO HUELLA NATURAL

PorMarcela Alejandra Romero

DEJANDO HUELLA NATURAL

En nuestras salidas familiares al campo, se destapa el tarro de las esencias, una maravillosa sensación y magnífico olor que nos encantaría llevarnos a casa.
Para que nuestros hijos puedan aprender el gran valor de la naturaleza, amarla, cuidarla y respetarla, es necesario que se acerquen a ella, que la sientan, que la experimenten, que la disfruten, que la huelan.

La conclusión de un ciclo escolar, es un excelente momento para plantar un árbol, y despertar la conciencia social para el respeto y el cuidado de la naturaleza, devolver a la naturaleza algo de lo mucho que nos da.

Plantar un árbol con los niños, no es sólo un símbolo, es realmente una gran empresa: una semilla, un árbol, una flor, un fruto, una gran sombra, aire puro y limpio, la belleza inigualable del paisaje.

¡Dejémosles hacer!… un agujerito en la tierra…poner un tierno brote… manipular la tierra… regar con agua y contemplar cómo crecen los árboles que una vez fueron plantados por ellos. Este fué un pequeño proyecto que les llenó de ilusión y les enseñó el valor del respeto a la naturaleza.

¡ Gracias a los alumnos de sexto grado, por dejar huella en nuestras áreas verdes!

Acerca del autor

Marcela Alejandra Romero author

Deja un comentario